SER LA MÚSICA

En el suelo escuchando nuestro cuerpo, nos dejamos envolver por la música y poco a poco nos vamos a ir levantando siendo conscientes de cada parte que vamos a ir moviendo, hasta quedar de pie.